Según un reciente informe del relator especial de la ONU para temas de libertad de expresión, Frank La Rue, el acceso a Internet es un derecho humano, y asegurarlo universalmente “debería ser una prioridad para todos los Estados”.

El relator La Rue opina que “Internet es uno de los instrumentos más poderosos del siglo XXI para aumentar la trasparencia en la conducta de los poderosos, para acceder a información y para facilitar la participación activa de los ciudadanos en la construcción de sociedades democráticas”.

Así mismo critica que diversos países apliquen diversas leyes, viejas o específicas, a este entorno para coartar la libertad de expresión.

Según una representante de la organización CDT, “Internet tiene una capacidad única para proporcionar un amplio espacio para la expresión de la libertad individual que puede favorecer el fortalecemiento de otros derechos humanos, incluyendo los políticos, económicos y sociales”.

Fuente: Huffington Post
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios

Para los ministros europeos de medios y de nuevos servicios de comunicación, hay dos ciberderechos que urge preservar: por un lado, la intimidad de los menores; por otra parte que el proceso de concentración de medios no vulnere la libertad de información de los ciberciudadanos.

Los ministros constatan que con frecuencia contenidos creados por niños y jóvenes y colgados en Internet, “amenazan su dignidad, su seguridad y su intimidad”. Por ello proponen a los 47 estados miembros que todos los contenidos que procedan de ordenadores con claves utilizadas por menores puedan ser borrados al tercer día. Los padres serían los responsables de aportar los datos al registro que crearían redes sociales o páginas como YouTube.

El director del gabinete técnico de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Juan Junquera, señaló al respecto que “el objetivo no es regular, sino proteger” y para ello, dijo, la clave es la formación, “para que el joven pueda aprender a analizar y tenga un criterio”.

Otro de los puntos básicos de la resolución es la necesidad del pluralismo y, al tiempo, la crítica a la concentración de medios, que supone una “amenaza” para la democracia. “Cuanta más gente tenga acceso a Internet, más se rompe el monopolio de la información” y añadió que en la red, “evitar la manipulación es muy difícil, pero la pluralidad está garantizada”.

En la declaración política que aprobó la conferencia se ve con preocupación “el riesgo de abuso de poder” que se puede dar en una situación de fuerte concentración de medios de comunicación.
La resolución, que destaca el valor de servicio público de Internet, incide en el papel de los medios de comunicación para facilitar el diálogo cultural y promover una cultura de tolerancia en las sociedades multiculturales.

Fuente: abc.es

La propuesta de ley presentada por la congresista Linda Sánchez, y que es conocida como Megan Meier Cyberbullying Prevention Act (por la chica que se suicidó en 2006 tras al acoso cometido contra ella en MySpace por la madre de una compañera de clase) ha sido criticada por ser demasiado amplia y poner en peligro la libertad de expresión. La norma castigaría el ciberbullying con multas y hasta 2 años de prisión.

Según la abogada Parry Aftab, experta en este tipo de riesgos de las tecnologías, ya se dispone en 50 Estados norteamericanos de leyes contra el acoso que se pueden aplicar a estos casos y por tanto la nueva ley no sería necesaria.

La definición del ciberbullying en la propuesta es tan ambigua que alguno de sus detractores advierte ácidamente que las propias críticas a la ley que están publicando podrían ser castigadas con la cárcel aplicándola.

Otros activistas y expertos la critican por poco inconstitucional, práctica, por poder aplicarse a adultos o por estar motivada por un caso excepcional (el de Megan Meier) que para nada representa el ciberbullying típico.

Fuente: Fox News

La reglamentación del Espacio Único Europeo de Información y de un Mercado Único Digital, ha abierto el debate acerca del correcto marco en el que deben incluirse los ciberderechos de los e-ciudadanos europeos. Los autores Robert Cailliau y Luca Cominassi, pertenecientes a la corriente newropeans proponen un decálogo de ciberderechos sobre el que construir el e-espacio europeo.

Un derecho de acceso universal, plenamente reconocido, es un prerrequisito a cualquier difusión del saber común. Newropeans pretende contribuir a la edificación de un Espacio Único Europeo de Información con prioridad sobre un espacio de libre mercado de la información.

Una Declaración Europea de Derechos Digitales que garantice los derechos fundamentales del Entorno Internet.

Principio de neutralidad de la Red. La Unión Europea (UE) debería promover las redes neutras, libres de toda restricción de contenido, ya se trate de páginas web o plataformas, equipos y nodos de comunicación. Una solución de regulación a corto plazo debería pasar por una separación de contenidos y transmisiones: los distribuidores de servicios de Internet (ISP, de sus siglas en inglés) deberían ser distintos de los administradores de direcciones (IHP) y de los transportistas de datos (ITP). .

Se debiera reforzar la protección de la privacidad en beneficio de los usuarios. [NDT: La idea es] que Gobiernos y empresas se conviertan en responsables de toda violación de la privacidad.

Los estándares debieran garantizar, a jueicios de newropeans el acceso a la información en el espacio y en el tiempo. La UE debiera exigir la utilización de estándares [homogéneos] en su Administración. Los formatos abiertos y el software libre deberían ser utilizados por las Administraciones Públicas en todo el territorio de la UE.

Newropeans reivindica una propiedad intelectual pública Cohabitación de licencias alternativas aplicables a todo material creativo (como, por ejemplo, las licencias Creative Commons), el acceso libre a las publicaciones científicas y a los resultados de investigaciones, así como la gestión de saberes y trabajos de artistas anónimos. “La propiedad intelectual es muy importante pero nos mostramos igualmente preocupados por el respeto a los derechos civiles y a la estructura de la Red”.

Denuncia newropeans la reciente propuesta de la Comisión Europea (COM(2008) 464 final). Pretendemos que la UE se posicione a la vanguardia en la búsqueda de soluciones globales que propicien [el alumbramiento] de modelos de licencias voluntarias colectivas. Newropeans estima que a pesar de los riesgos que entrañan los sistemas P2P, dicha tecnología puede enriquecer las interacciones humanas a partir de principios como la colaboración y las relaciones creativas innovadoras.

La influencia de las redes sociales debería ser cuidadosamente analizada con el objeto de que se elaboren legislaciones específicas orientadas a la protección de sus miembros más vulnerables (niños, mayores, etc.) sin perjuicio de los elementos positivos que pudieran propiciar dichas herramientas.

Fuente: rebelion.org

A %d blogueros les gusta esto: