Cada vez son más comunes los casos de docentes cuya imagen circula por Internet, acompañada de comentarios en las redes sociales online. A veces la víctima desconoce que la burla, la injuria y la calumnia se prolongan durante meses. «Estamos indefensos», se queja un psicólogo del sindicato ANPE.

Según datos de este sindicato de profesores este tipo de denuncias recibidas por el Defensor del Docente por ciberacoso se han multiplicado por tres. Todo suele empezar con una fotografía tomada a escondidas durante la clase que acaba publicada en una red social de Internet, a veces con montaje fotográfico añadido. Este hecho puede ser constitutivo de un delito contra el derecho al honor por el cual el docente podría acudir a los tribunales, y además clara causa de expulsión si acudiese a las normas de régimen interno del centro.

Suele suceder que cuando la víctima quiere tomar cartas en el asunto, el supuesto culpable ha eliminado dichas imágenes y con ello las pruebas desaparecen. Si el profesor o profesora afectado se ocupa de guardar pruebas del acoso (como recomienda el decálogo para víctimas de ciberbullying de PantallasAmigas), la cosa cambia bastante y la denuncia puede prosperar con mucha más facilidad.

Fuente: La Verdad

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

El juicio de Lori Drew, acusada de acosar por medio de Internet, a Megan Meier, una adolescente de Missouri, hasta llevarla al suicidio, ha abierto un debate en los Estado Unidos de América acerca de la relación entre libertad de expresión y ciberacoso.

A la polémica sobre este caso se sumó el de una condena impuesta a un colegio de Beverly Hills acusado de violar la libertad de expresión de una alumna que publicó en YouTube un vídeo de unas compañeras insultando a otra. Tras su publicación, la chica en cuestión les envió el enlace a varios compañeros, incluida la chica que era insultada en el vídeo.

Tras informar la chica humillada y su madre al colegio, la chica que había publicado el vídeo fue expulsada del colegio durante 2 días, lo que motivó la denuncia en cuestión contra el colegio.

Según explican en First Amendment Center Online, algunos Estados norteamericanos han legislado contra el comportamiento online de los alumnos fuera de horario o instalaciones lectivas y esto puede colisionar con el derecho a la libre expresión consagrado en la famosa Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU.

Fuente: Global Voices Advocacy

Casi una cuarta parte del alumnado de Educación Secundaria, un 23,5%, ha sido insultado a través de páginas web, por lo menos “una o dos veces”. Ése porcentaje es preocupante, pero aún lo es más ese 6,6% de jóvenes que es insultado “una vez cada semana” o “varias veces a la semana”.

  • El 7,7% ha sufrido burlas mediante el móvil.
  • El 10,5% ha visto su identidad suplantada en chats.
  • El 7,3% ha sido amenazado mediante el MSN messenger.
  • El 1,2% ha sufrido la divulgación por email de vídeos comprometidos suyos.
  • El 6,6% se ha encontrado con fotos indiscretas suyas publicadas en la WWW sin su permiso.
  • El 7,4% ha sufrido rumores y falsedades difundidas sobre él en las redes sociales online.

Esos son algunos de los datos provisionales que se incluyen en un completo informe que el equipo de investigación Educació i Ciutadania de la Universitat mallorquina está aún ultimando y para el que se han entrevistado a 1.826 adolescentes de entre 13 y 16 años.

Fuente: Diario de Mallorca

Una madre ha denunciado al instituto Historiador Chabàs de Dénia por publicar un listado de alumnos expedientados con su correspondiente fotografía. La denunciante, María Canet, que es representante de la Asociación Valenciana contra el Acoso Escolar, ha remitido al director del IES una carta en la que le pide “que de una manera amistosa evite que esas fotografías acaben de móvil en móvil o en Internet, lo que podría derivar en ciberbullying.

El caso permite reflexionar acerca de si este tipo de hechos puede vulnerar posteriormente los ciberderechos de los menores en Internet.

El centro educativo, sin embargo, recuerda que la publicación del listado es una decisión adoptada por el Consell Escolar y que hacía ya un año que se venía haciendo.
La denuncia fue interpuesta el pasado día 9, después de que la madre acudiera al centro e intentara fotografiar el cartel. Era la segunda vez que pasaba, pues unos días antes lo había hecho también el padre de una de las alumnas del listado. En ambos casos, la dirección del IES llamó a la Policía Nacional, que obligó a los padres a borrar las fotografías realizadas dentro del instituto, precisamente porque se vulneraba la protección de datos y los derechos del menor.

Asimismo, el centro esgrime que el tablón, ubicado nada más acceder al instituto por una de sus entradas, se situaba en un lugar al que no tenía acceso el público externo pero, tras la reforma, dicha puerta pasó a convertirse en entrada de público. La dirección ha decidido trasladar el tablón junto a la sala de profesores, en el primer piso, como ratificó ayer el Consell Escolar y retirar la fotografías.

Fuente: diarioinformacion.com

A %d blogueros les gusta esto: