La policía mexicana descubrió el pasado sábado el cuerpo decapitado de Marisol Macías Castañeda, trabajadora del diario Primera Hora, en la ciudad mexicana de Nuevo Laredo (junto a la frontera con los EE. UU.) junto a una nota manuscrita que explicaba que había sido asesinada por un cartel del narcotráfico en represalia por lo que había escrito en Nuevo Laredo en Vivo, una red social de Internet. La nota incluía también el nombre de usuaria que la mujer usaba en dicho web. Podría ser el tercer asesinato por causas similares tan sólo en este mes.

En dicha red social se tratan noticias de interés para el ejército y la policía mexicanas e incluye una sección para denunciar la ubicación de ventas de droga.

La nota encontrada junto al cuerpo incluía un aviso a dicha red social y a otras, y a los informes de denuncia que incluyen, junto a la firma del hiperviolento cartel de Los Zetas, de la vecina Laredo (Texas), formado por desertores del ejército.

Según otros participantes en los foros de Nuevo Laredo en Vivo, la asesinada era una usuaria asidua que publicaba con frecuencia informes desde un ordenador y teléfono portátiles. Los habitantes de las ciudades fronterizas mexicanas a menudo utilizan nicknames para informar sobre la violencia del narcotráfico ya que así disfrutan de cierto grado de anonimato en webs como Facebook, Twitter, salas de chats y blogs. Aunque estos crímenes demuestran que dicho anonimato no es absoluto y que los criminales tienen maneras de averiguar quién los denuncia en Internet. Los usuarios también usan estas redes para saber qué zonas evitar o dónde se están produciendo tiroteos.

Fuente: The Telegraph
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios

Menores en las TICCon la participación de más de 500 personas se inaugura este martes día 27 en Gijón el I Congreso Internacional Menores en las TIC, organizado por la Fundación CTIC y financiado por el Gobierno del Principado de Asturias en el marco del proyecto Internet y Familia.

En él participarán profesionales de la educación, personal dinamizador de espacios TIC, representantes de administraciones nacionales, regionales y locales, procedentes de Perú, Ecuador, Francia, Paraguay y Méjico, a nivel internacional, y de diversas comunidades autónomas españolas tendrán la oportunidad de compartir sus visiones, proyectos y trabajos en torno a un eje temático central: Educando para una Internet más segura.

El Congreso se estructura en cinco mesas redondas:

  • Magnitud, percepción y evolución de los riesgos;
  • Responsabilidades y retos en la protección del menor online;
  • Estrategias preventivas;
  • Experiencias e iniciativas en las Comunidades Autónomas
  • Identificación de protocolos de actuación en el ámbito escolar y familiar: experiencias y buenas prácticas.

Entre los y las ponentes destacan personalidades de prestigio internacional como Parry Aftab, líder mundial en la material, fundadora y directora de la mayor organización de ayuda y seguridad en Internet del mundo, WiredSaferty.org (EEUU); Estella Cohen, responsable de proyectos de la Comisión de la Información y de la Vida Privada de Ontario (Canadá); Sebastián Muriel, Director General de Red.es; Wim Bekkers, Director de NICAM, el Instituto Neerlandés de Clasificación de Material Audiovisual, entidad administradora del sistema PEGI; Arturo Canalda González, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid; Gabriel González Bueno, Responsable de Derechos de la Infancia de UNICEF (España); Artemi Rallo Lombarte, Director de la Agencia Española de Protección de Datos; y otras procedentes de organismos internacionales como EU Kids Online, además de entidades españolas como Tuenti, PantallasAmigas o la Brigada de Investigación Tecnológica del Cuerpo Nacional de Policía.

El congreso abordará de qué manera niños, niñas y adolescentes utilizan las TIC y cómo afrontar aquellos riesgos surgidos de la rápida evolución tecnológica como el ciberbullyng, el grooming, o los contactos en redes sociales y la privacidad online de los menores.

Fuente: Fundación CTIC

A %d blogueros les gusta esto: