Alemania bloqueará cualquier web que contenga pornografía infantil. Los cinco principales proveedores de servicios de internet dejarán sin efecto las cerca de un millón de paginas web de servidores extranjeros que ofrecen pornografía infantil en Alemania. La normativa ha sido aprobada en el parlamento por 389 votos a favor, frente a 128 en contra y 18 abstenciones.

El departamento federal de Investigaciones de lo Criminal (BKA) será el encargado de detectar esas páginas, tras lo cual transmitirá información permanentemente actualizada a todos los proveedores sobre las páginas con dichos contenidos a vetar.

Los convenios fueron rubricado entre el BKA y las compañías Telefónica O2, Deutsche Telekom, Vodafone/Arcor, Alice y Kabel Deutschland, que controlan el 75 por ciento del mercado alemán.

El BKA estima que el 80 por ciento de los usuarios de ese tipo de contenido son “delincuentes ocasionales” cuyo acceso quiere evitarse con un nuevo sistema de alerta, mientras que el 20 por ciento restante de usuarios “asiduos” de ese tipo de contenido.

“Obligación moral y social”

El proyecto puso en marcha por iniciativa de la ministra de Familia, Ursula von der Leyen, para quien la pornografía infantil a través de internet implica “la violación de niños ante la cámara”.

Los representantes de las empresas defendieron su participación en esta iniciativa de lucha contra la pornografía infantil como una obligación moral y social.

Se calcula que en Alemania cada día se accede unas 450.000 veces a páginas cuyo contenido incluye pornografía infantil. Según datos del BKA, el número de pederastas que acceden a esos contenidos se duplicó entre 2006 y 2007.

En un 12 por ciento de los casos, los niños que aparecen en esas imágenes son menores de seis años.

Difícil aplicación

El proyecto fue criticado por expertos, que lo ven de difícil aplicación ya que existen demasiadas técnicas para eludirlos, y por quienes ven la medida como un elemento de censura al usuario pero que no refuerza la persecución de los autores de ese contenido.

Para Von der Leyen, sin embargo, las limitaciones reducirán el comercio de la pornografía infantil, pues sólo usuarios con habilidades informáticas e intenciones delictivas accederán a ellas.

En Europa, países como Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Holanda cuentan ya con esos filtros de bloqueo contra los sitios de Internet dedicados a la pornografía.

Fuente: hoytecnologia.com

Para los ministros europeos de medios y de nuevos servicios de comunicación, hay dos ciberderechos que urge preservar: por un lado, la intimidad de los menores; por otra parte que el proceso de concentración de medios no vulnere la libertad de información de los ciberciudadanos.

Los ministros constatan que con frecuencia contenidos creados por niños y jóvenes y colgados en Internet, “amenazan su dignidad, su seguridad y su intimidad”. Por ello proponen a los 47 estados miembros que todos los contenidos que procedan de ordenadores con claves utilizadas por menores puedan ser borrados al tercer día. Los padres serían los responsables de aportar los datos al registro que crearían redes sociales o páginas como YouTube.

El director del gabinete técnico de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Juan Junquera, señaló al respecto que “el objetivo no es regular, sino proteger” y para ello, dijo, la clave es la formación, “para que el joven pueda aprender a analizar y tenga un criterio”.

Otro de los puntos básicos de la resolución es la necesidad del pluralismo y, al tiempo, la crítica a la concentración de medios, que supone una “amenaza” para la democracia. “Cuanta más gente tenga acceso a Internet, más se rompe el monopolio de la información” y añadió que en la red, “evitar la manipulación es muy difícil, pero la pluralidad está garantizada”.

En la declaración política que aprobó la conferencia se ve con preocupación “el riesgo de abuso de poder” que se puede dar en una situación de fuerte concentración de medios de comunicación.
La resolución, que destaca el valor de servicio público de Internet, incide en el papel de los medios de comunicación para facilitar el diálogo cultural y promover una cultura de tolerancia en las sociedades multiculturales.

Fuente: abc.es

En el contexto de la reforma del marco regulador de las telecomunicaciones, el Parlamento Europeo ha insistido hoy en que el acceso a Internet no puede restringirse sin una orden judicial previa. Los eurodiputados han reintroducido, con 407 votos a favor, 57 en contra y 171 abstenciones, esta enmienda procedente de la primera lectura del Parlamento, que modifica el acuerdo alcanzado con el Consejo y envía todo el “paquete telecom” a la tercera lectura o conciliación. El PE y el Consejo tendrán ahora un plazo de ocho meses para lograr un acuerdo.

El “paquete telecom” incluye la revisión del marco regulador de las telecomunicaciones, la directiva sobre los derechos de los usuarios (informe del británico Malcolm HARBOUR – PPE-DE) y el establecimiento de un Organismo de Reguladores Europeos (informe de la española Pilar DEL CASTILLO – PPE-DE).

Las dos instituciones están de acuerdo en las normas sobre los derechos de los usuarios y el organismo de reguladores, sin embargo, el pleno ha enmendado la directiva marco, sin la cual no pueden aplicarse las otras dos legislaciones, por lo que todo el paquete se resolverá en conciliación.

Cuestión abierta: no a las restricciones en el acceso sin una orden judicial previa

El Parlamento ha decidido, por mayoría absoluta, volver a introducir una de sus enmiendas de la primera lectura (Trautmann enmiendas 2=5=6=9), que deja claro que “no cabe imponer restricción alguna a los derechos y libertades fundamentales de los usuarios finales sin una resolución previa de las autoridades judiciales”.

El Consejo rechazó esta enmienda en primera lectura.

Refuerzo de los derechos de los consumidores (informe Harbour)

El objetivo de la directiva sobre el servicio universal y los derechos de los usuarios es mejorar la protección de los consumidores. También moderniza la legislación vigente tomando en consideración los avances tecnológicos y la expansión del mercado.

Esta legislación obliga a los proveedores a ofrecer información clara sobre las tarifas, las condiciones contractuales y la velocidad de la conexión. Además, si el operador altera estas condiciones, el consumidor tendrá derecho a terminar el contrato sin penalizaciones (artículo 20.2).

Por otro lado, los proveedores tendrán que informar a los consumidores si su consumo mensual sobrepasa el límite preestablecido por el usuario.

Cambio de proveedor

Según las normas acordadas entre el Parlamento y el Consejo, los consumidores tienen derecho a mantener su número cuando cambian de operador. El número tendrá que ser transferido de compañía en un plazo de un día laborable.

Otra de las ventajas para los consumidores es la duración de los contratos, que no podrá exceder los dos años. Asimismo, los proveedores estarán obligados a ofrecer a los usuarios la posibilidad de suscribir un contrato de una duración máxima de un año.

Acceso igualitario para las personas discapacitadas

Los ciudadanos discapacitados tendrán un acceso a los servicios de telecomunicaciones equivalente al que disfrutan los demás usuarios. Asimismo, los reguladores nacionales podrán pedir a los operadores que proporcionen servicios especiales a los usuarios discapacitados (artículo 23).

Restricciones al acceso

Las restricciones impuestas por el proveedor que limiten el acceso a los servicios de telecomunicaciones, por ejemplo en el caso de la pornografía infantil, dependerán de la legislación nacional. Esta directiva no las prohíbe ni las impone y, por tanto, no varía la situación actual. Sin embargo, sí que introduce la obligación de informar a los usuarios sobre estas restricciones y de respetar los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos, especialmente en lo que se refiere a la intimidad (considerandos 22bis y 40bis, artículo 2bis).

La directiva también introduce unos “requisitos mínimos de calidad” de los servicios para prevenir el deterioro del servicio (ralentización o corte de la conexión) (considerando 26).

Por otro lado, el texto subraya que los usuarios finales deben tener la capacidad de decidir los contenidos que deseen enviar y recibir, así como de optar por los servicios, las aplicaciones y los soportes que deseen utilizar (considerando 22).

Privacidad

La legislación acordada mejora la seguridad y la integridad de la red, reforzando la protección de los datos personales de los usuarios, así como la prevención y el control del “spam” y los “ciberataques”.

El texto prevé que cualquier violación de la seguridad de los datos personales, por ejemplo el robo de la lista de clientes de una empresa, tendrán que ser notificada inmediatamente por el proveedor a la autoridad nacional competente. En caso de una violación grave de la intimidad, el proveedor también tendrá que informar a la persona afectada. No obstante, los proveedores que puedan demostrar a las autoridades competentes que han tomando todas las medidas técnicas de protección no estarán obligados a informar a los usuarios.

Los operadores tendrán que elaborar un inventario de las violaciones de datos personales que permita el análisis posterior por parte de la autoridad nacional competente.

A solicitud de los eurodiputados, los proveedores tendrán que desarrollar sistemas para prevenir vulneraciones predecibles. Además, solamente el personal autorizado podrá acceder a los datos personales y estos no podrán ser almacenados sin el consentimiento previo del usuario (artículos 4 y 5).

Spam

La directiva también refuerza la protección contra el spam. El procesado de datos personales por el proveedor requerirá el consentimiento del usuario, así como la instalación de “cookies” en los ordenadores de los consumidores.

La comunicación comercial (incluyendo las promociones, los premios y regalos) por teléfono o Internet tendrá que estar firmada y ser identificable (con una dirección a la que los usuarios puedan dirigirse cuando no quieran recibir más comunicaciones). La directiva establece que es ilegal enviar correos electrónicos con material engañoso o enlaces a sitios fraudulentos.

Finalmente, también se mejora la protección contra los virus y los programas espía (spyware). Estos programas están prohibidos, sea cual sea el método de descarga (CD-ROM, dispositivos USB, Internet, teléfono o móvil) (considerando 52).

Cooperación entre Comisión y reguladores nacionales (informe Trautmann)

Los eurodiputados y el Consejo han acordado que, antes de tomar decisiones reguladoras, las autoridades nacionales consultarán a la Comisión y al nuevo Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC en sus siglas en inglés), que en estos casos adoptará sus dictámenes por mayoría absoluta.

La autoridad nacional de regulación tendrá en cuenta en la mayor medida posible las observaciones del BEREC y de la Comisión. En esos casos, el BEREC, la Comisión y el regulador nacional colaborarán estrechamente para definir la medida “más apropiada y efectiva” antes de que la autoridad nacional actúe (artículo 7bis).

Fuente: Parlamento Europeo

Con el objeto de garantizar la seguridad y los derechos de los menores no sólo en los hogares sino en aquellos lugares públicos donde éstos tengan también acceso a Internet, en EEUU la Children’s Internet Protection Act obliga a escuelas públicas y bibliotecas a utilizar filtros que impidan el acceso a material sexualmente explícito, obsceno, u otro tipo de materiales nocivos.

Diversos estados han implementado, además, leyes específicas para que bibliotecas y escuelas filtrn contenidos en su acceso a Internet.

Hay, sin embargo, retos en la aplicación de dicha legislación en las escuelas, donde los ordenadores se utilizan con fines educativos. Aunque la tecnología de filtrado de Internet es cada vez más sofisticada, las escuelas se quejan de que a menudo los programas de filtrado bloquean webs educativas.

Fuente: ibls.es

La reglamentación del Espacio Único Europeo de Información y de un Mercado Único Digital, ha abierto el debate acerca del correcto marco en el que deben incluirse los ciberderechos de los e-ciudadanos europeos. Los autores Robert Cailliau y Luca Cominassi, pertenecientes a la corriente newropeans proponen un decálogo de ciberderechos sobre el que construir el e-espacio europeo.

Un derecho de acceso universal, plenamente reconocido, es un prerrequisito a cualquier difusión del saber común. Newropeans pretende contribuir a la edificación de un Espacio Único Europeo de Información con prioridad sobre un espacio de libre mercado de la información.

Una Declaración Europea de Derechos Digitales que garantice los derechos fundamentales del Entorno Internet.

Principio de neutralidad de la Red. La Unión Europea (UE) debería promover las redes neutras, libres de toda restricción de contenido, ya se trate de páginas web o plataformas, equipos y nodos de comunicación. Una solución de regulación a corto plazo debería pasar por una separación de contenidos y transmisiones: los distribuidores de servicios de Internet (ISP, de sus siglas en inglés) deberían ser distintos de los administradores de direcciones (IHP) y de los transportistas de datos (ITP). .

Se debiera reforzar la protección de la privacidad en beneficio de los usuarios. [NDT: La idea es] que Gobiernos y empresas se conviertan en responsables de toda violación de la privacidad.

Los estándares debieran garantizar, a jueicios de newropeans el acceso a la información en el espacio y en el tiempo. La UE debiera exigir la utilización de estándares [homogéneos] en su Administración. Los formatos abiertos y el software libre deberían ser utilizados por las Administraciones Públicas en todo el territorio de la UE.

Newropeans reivindica una propiedad intelectual pública Cohabitación de licencias alternativas aplicables a todo material creativo (como, por ejemplo, las licencias Creative Commons), el acceso libre a las publicaciones científicas y a los resultados de investigaciones, así como la gestión de saberes y trabajos de artistas anónimos. “La propiedad intelectual es muy importante pero nos mostramos igualmente preocupados por el respeto a los derechos civiles y a la estructura de la Red”.

Denuncia newropeans la reciente propuesta de la Comisión Europea (COM(2008) 464 final). Pretendemos que la UE se posicione a la vanguardia en la búsqueda de soluciones globales que propicien [el alumbramiento] de modelos de licencias voluntarias colectivas. Newropeans estima que a pesar de los riesgos que entrañan los sistemas P2P, dicha tecnología puede enriquecer las interacciones humanas a partir de principios como la colaboración y las relaciones creativas innovadoras.

La influencia de las redes sociales debería ser cuidadosamente analizada con el objeto de que se elaboren legislaciones específicas orientadas a la protección de sus miembros más vulnerables (niños, mayores, etc.) sin perjuicio de los elementos positivos que pudieran propiciar dichas herramientas.

Fuente: rebelion.org

A %d blogueros les gusta esto: